El valor en tiempos de Coronavirus

Nos encontramos en medio de una guerra en donde los héroes no asistieron a la escuela militar, sino a la escuela de medicina. Milagros Caldas es una fisioterapeuta que actualmente trabaja en el Hospital Hipólito Unanue. Ella tuvo la valentía de contarme cómo ha cambiado su vida y su trabajo en tiempos de Covid y cómo es trabajar en uno de los hospitales estrella en esta batalla contra esta temible enfermedad. 

¿Cómo fue el primer día que volviste a trabajar?

En cuanto al hospital, había muy poca gente. Estamos hablando de fines de abril, muy pocos pacientes y muy poco personal (el sistema de salud del estado cuenta con muchos trabajadores mayores de 60 años) e incluso gente menor de 60 está en su casa por el temor. Poco a poco se han ido disipando esos temores, la gente ha empezado a trabajar, aún hay muy poco paciente, porque todo era covid entonces no iban al hospital, pero ahora saben que hay algunos medicamentos que pueden ayudar, entonces como que se están atreviendo a salir más y tratar de buscar algunas soluciones para sus problemas con covid.

¿Cómo es ver el servicio en donde trabajas vacío?

Bueno, al comienzo si fue chocante que no tengamos a nadie para hacer el tratamiento, pero ahora que han ido transcurriendo los meses hemos encontrado una forma de apoyar en la parte ambulatoria, estamos haciendo tele orientación con los pacientes post-covid…

Que no es lo mismo…

Que no es lo mismo porque es a través de una videollamada, no es tan personalizado como antes, pero el trabajo en sí, el cariño que se le pone a eso, las ganas de seguir ayudando siguen, porque los pacientes que se han ido, siempre se han ido con alguna limitación, ya sea funcional o en la parte neuromotora.

Cuéntame más de lo que pasa al interno del hospital, que es lo que más ha cambiado en tu trabajo en general.

Bueno, en mi trabajo en realidad ha cambiado todo, porque yo nunca atendía pacientes hospitalizados. Ahora tengo que ir a hacerlo porque ha quedado muy poca gente para atender y creo que los más valientes están yendo al trabajo, mucha gente dijo que no iba a ir y han sido desplazados a áreas más limpias y los valientes nos hemos quedado para trabajar directamente con pacientes, que son pocos, los que estamos afrontando la pandemia, enfrentándonos al covid. 

¿Cómo es tu rutina de trabajo?

Apenas bajo del carro, voy a marcar mi tarjeta, llego a mi servicio, me toman la temperatura, hacemos todo el protocolo de desinfectar los zapatos, ir a lavarnos las manos, ponernos el uniforme y ya cuando nos toca ir al pabellón, nos ponemos los equipos de protección adicionales que tenemos. Vamos a pabellón y luego es volver a hacer lo mismo, hay que quitarse el equipo de protección, dejarlo en los tachos que tienen bolsas rojas y luego regresar al servicio y volver a lavarse y limpiar todo. 

¿Tus pacientes te han contado ¿Por qué llegaron a un hospital? ¿Tenían alguna enfermedad previa? 

Claro, muchos pacientes de mediana edad de 40, 50 años sufren de obesidad, de estrés por el trabajo, no comían bien, comían cualquier cosa y al final han terminado enfermos, porque no han tenido una alimentación adecuada, eso ha hecho que tuviesen la enfermedad con síntomas fuertes… 

¿Cómo se sienten ahora?

Ellos todavía se sienten cansados para caminar largos trechos, quieren recuperarse, y mejorar al punto de antes, quieren volver al trabajo, porque estamos viendo gente de 45, 50 años, que todavía son gente que produce pero que están un poco limitados debido a que no pueden caminar largos trechos, porque se cansan, porque no tienen fuerza en sus músculos, aparte su sistema respiratorio tampoco funciona adecuadamente. 

Tú que estás entrando a pabellón (el área más contaminada de un hospital), ¿Cómo te sientes? 

Es una sensación de incertidumbre, de temor porque no sabes si te vas a encontrar allí al virus y te puedes enfermar, el punto es cuidarse en todos los extremos, cuidarse de no tocar las cosas que no sean necesarias y después llegar a lavarse y a cambiarse los equipos de protección que nos da el hospital.

Como rehabilitadores, ¿Cuál va a ser su labor en un futuro? 

Vamos a intervenir en la etapa de recuperación, que puede ser una etapa larga, dependiendo de cuánto tiempo haya estado hospitalizado, porque hay pacientes que pueden tener 1 mes, otros pueden hasta 3 meses o un poco más, entonces ese paciente queda mucho más limitado en cuanto a sus funciones motoras y también en la parte respiratoria y van a requerir más de tiempo de rehabilitación. A veces veo a mis pacientes limitados, un poco preocupados porque no saben si se van a recuperar completamente, pero nosotros tratamos de darles información de tal forma que ellos sientan que si tienen esperanzas de volver a ser como antes o por lo menos que se recuperen.

¿Algún comentario que quisieras decir para los lectores de este artículo? 

A pesar de todo esto, de lo que significan estos meses donde hemos visto muchas muertes y mucho dolor, siempre estamos con esa energía de curar, de mejorar al paciente, sabiendo que estamos aportando desde nuestra profesión, aportando con un granito de arena para que nuestros pacientes recuperen su salud… 

Gracias a todos los valientes trabajadores de la salud, que exponen sus vidas con tal de salvar las de aquellos que más los necesitan. 

Katherin Munive

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s