El Milagro en el Vístula

La historia de Polonia es una de las menos habladas de Europa, a pesar de eso esta nación tiene uno de los pasados más interesantes y significativos del continente. Son muchos los momentos históricos que tienen a este país como protagonista, pero el que nos interesa en esta historia se dio a inicios del siglo veinte. En el año 1914 Polonia como estado no existía, ya que había perdido su autonomía hace unos 123 años. Los territorios que hoy conocemos como Polonia en esa época le pertenecían a Rusia, Alemania y al Imperio Austrohúngaro. Y son justo estas tres naciones que en este año se encontraron en un estado de guerra, la primera en contra de las otras dos. A pesar de no tener un país, los polacos nunca perdieron su espíritu nacionalista, y esta guerra era una oportunidad para cambiar lo primero. Los polacos se aliaron con Alemania, debido a que la mayoría del país estaba en manos rusas, y así los dos empezaron a batallar lado a lado en la Primera Guerra Mundial. Tres años después, en 1917 una ya cansada Rusia sufrió dos revoluciones las cuales causaron que deje de pelear en la guerra. Los polacos así tuvieron la oportunidad de formar un gobierno liderado por el mariscal Józef Piłsudski y así fue como nació la Segunda República Polaca. Este gobierno todavía no gobernaba a nadie, ya que los supuestos territorios polacos seguían estando en manos alemanas. Esto cambió cuando los polacos, por orden de Piłsudski, se levantaron en contra de sus aliados del oeste, expulsándolos de sus tierras, y fue con la firma del Tratado de Versalles que Polonia por fin ganó su independencia y un borde oficial con la nueva República de Weimar. Lo que no quedó muy claro fue el borde oriental del país, cuyo nuevo vecino era la Republica Socialista de Rusia, predecesora de la Unión Soviética, guiada por Vladimir Lenin. Esta se encontraba en un estado de guerra civil y sufría de inestabilidad por las revoluciones y por la destrucción que dejó la Gran Guerra. Y fue en esto que Piłsudski vio una oportunidad de atacar a los bolcheviques para ganar territorios fáciles y así crear su sueño de una confederación de países aliados desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro, con el objetivo de resistir las ambiciones ruso-alemanes y con Polonia como su centro: el Międzymorze. Y así, el 14 de febrero de 1919, las tropas polacas oficialmente comenzaron la invasión dando inicio a la guerra polaco-Soviética. 

Además de eso, Polonia empezó a recibir soporte internacional de países como Francia, Reino Unido y Estados Unidos, los cuales enviaron voluntarios y equipaje a los polacos, pero los que ayudaron más fueron sus amigos del sur, los húngaros. Mientras tanto, la situación seguía empeorando para Piłsudski, los soviéticos seguían ganando territorio y lograr su objetivo de, como dijo Tujachevski, “llegar a Berlín pasando por el cadáver de Polonia”. En agosto, el ejército rojo llegó al rio Vístula, amenazando la capital polaca de Varsovia. Y fue en esta ciudad que ocurrió la célebre Batalla de Varsovia, la cual vio a los bolcheviques fuertemente derrotados tras un ataque sorpresa por el ejército polaco. Tras esta batalla, que se llevó el nombre de “Milagro en el Vístula”, Polonia volvió a la ofensiva, retomando su territorio perdido. 

Además de eso, Polonia empezó a recibir soporte internacional de países como Francia, Reino Unido y Estados Unidos, los cuales enviaron voluntarios y equipaje a los polacos, pero los que ayudaron más fueron sus amigos del sur, los húngaros. Mientras tanto la situación seguía empeorando para Piłsudski, los soviéticos seguían ganando territorio y lograr su objetivo de, como dijo Tujachevski, “llegar a Berlín pasando por el cadáver de Polonia”. En agosto, el ejército rojo llegó al rio Vístula, amenazando la capital polaca de Varsovia. Y fue en esta ciudad que ocurrió la celebre Batalla de Varsovia, la cual vio a los bolcheviques fuertemente derrotados tras un ataque a sorpresa por el ejército polaco. Tras esta batalla, que se llevó el nombre de “Milagro en el Vístula”, Polonia volvió a la ofensiva, retomando su territorio perdido. 

En el sur del país ocurrió la famosa batalla de Komarów, donde los polacos ganaron la última carga de caballería de la historia, algo muy poético considerando el gran legado que tuvieron los caballos en el ejército polaco de la antigüedad. Fue así como los soviéticos, cansados de esta ya perdida guerra y necesitando los recursos en otros frentes, firmaron un armisticio el 12 de octubre. El 18 de marzo del siguiente año fue firmada la paz de Riga, la cual formalizó el borde entre las dos naciones y dio fin a la guerra. La guerra Polaco-Soviética de hace 100 años atrás tuvo una gran influencia en la historia europea del siglo veinte: a nivel de la nación, Polonia logró consolidar su independencia, pero este tratado le dio territorios con poblaciones por la mayoría bielorrusas y ucranias, un borde indefendible y relaciones empeoradas con todos sus vecinos, haciendo imposible el sueño del Międzymorze. La independencia polaca duraría solamente otros 20 años, tras los cuales esta fue invadida por ambos alemanes y soviéticos, y hasta después de liberarse de los nazis y más delante de los comunistas, Polonia nunca volvería a tener los territorios ganados en esta guerra. Con respecto al resto de Europa, esta guerra tuvo una importancia enorme en prevenir que el continente sea teñido de rojo. Si Polonia hubiese perdido, es muy probable que un gobierno socialista soviético se hubiese instalado también en Alemania, lo cual nos hubiera salvado de los horrores de los nazis, pero al mismo tiempo dándonos horrores comunistas en una escala mucho mayor. Es difícil decir con seguridad si este pasado hubiese sido más o menos amable que el nuestro, pero lo que si podemos decir con seguridad es que los polacos demostraron su coraje y patriotismo al defender su país de un enemigo mucho más grande, afirmando su independencia tras 123 años de ocupación extranjera.

Edoardo Torri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s