Los 100 años de Chabuca Granda

En el mes de octubre, como es costumbre en el Perú, celebramos el día de la canción criolla, donde se representa lo mejor y lo diversa que es nuestra cultura. Gracias a este día, recordamos un estilo musical que ha estado presente en nuestro país desde la época donde ni siquiera éramos considerados una nación. En este ámbito, el profesor del área de ciencias sociales de la escuela, José Luis Santa Cruz, está desarrollando un proyecto para revalorar la música criolla, para que se pueda lograr apreciar artística, musical y culturalmente al Perú. 

A pesar de que en este año no se pueda celebrar en su máximo esplendor, debemos recordar que hace 100 años, más precisamente el 3 de septiembre del 1920, nació una de las artistas más importantes del Perú, la señora Chabuca Granda.

Isabel Granda y Larco fue mucho más que una cantante o compositora de música, aparte de las más de cien canciones grabadas que dejó, se utilizaron decenas de temas inéditos, poemas y guiones tanto para cine como teatro. 

Sus canciones hablan sobre las tradiciones de Lima, personalidades y problemáticas sociales. Canciones como: “Flor de la canela” o “Puente de los suspiros” traen una especie de patriotismo, que recuerdan historias pasadas o experiencias ajenas, cuyos suspiros representan su querido Barranco y sus frases de la trilogía limeña de “El río, el puente y su alameda”.

El profesor cree que usando a Chabuca como ejemplo se representa a la mujer peruana y a otros varios personajes históricos que forman parte del pasado del Perú.

Ella fue una persona amante de la música y del país, trató de reunir sus experiencias en detalles que transforma en poesía y luego en canción. Su sensibilidad y estimación hacia la diversa cultura peruana sintetizaba su forma de ver la vida. Revolucionó los valses de la época porque cumple un rol que reivindica a sus seres que trata de expresar en su música. A sus personajes los consideraba más importantes que su fama, una manera especial que solo tenían los genios, allá por los tiempos de la Lima de los años 50.

Según José Luis,  Chabuca está en el grupo de personas de las cuales tenemos que aprender mucho. Hay que amar al Perú y expresar nuestros sentimientos hacia el país, así como ella, lo hizo a través de sus trabajos.

El profesor Santa Cruz la escucha en la ducha, cocinando, manejando o una tarde del domingo, pero lamenta ser de los pocos que la conozcan y recuerden tanto, y sostiene que el día en el que la música criolla ya no se cante, el legado de esta va a morir. 

Pero con palabras esperanzadoras nos dice también que esta música se viene reinventando y cambiando con el tiempo para seguir dándose vida. Dentro de la escuela se intenta mantener el legado vivo, y dar valor a la música criolla en nuestros días.

La vida de Chabuca trasciende en el Perú y en el mundo y se sigue dando testimonio de ella, ya que cada vez hay más deseo de revalorarla. En colegios e instituciones han habido muchas representaciones y homenajes a su nombre. Por ejemplo, “Il Raimondino”, continuará dando seguimiento a todos los trabajos que se brindarán en honor a ella.

Adriano Cogorno

Un comentario en “Los 100 años de Chabuca Granda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s