Complicada recta final hacia el Bicentenario

La última y única semana de Merino «el breve».

Estamos a pocos meses de que nuestro país cumpla doscientos años de independencia. Las expectativas son altas para el Bicentenario. Lamentablemente, el Perú a lo largo de su historia ha sufrido mucho. Lo que sucedió la semana pasada en nuestro país no es el reflejo de algo reciente, sino son los sucesos que han explotado luego de ir “cocinándose” varios años. Sucesos que comenzaron a desarrollarse el 2016 iniciando el periodo gubernamental (2016-2021) un periodo que aún no acaba y en el cual hemos tenido cuatro presidentes.

Este es un pasaje más, que se suma a los múltiples sucesos de crisis que ha vivido el país a largo de su historia. La de esta vez comienza con Pedro Pablo Kuczynski, presidente elegido democráticamente. Él asumió la presidencia al haberle ganado en la segunda vuelta electoral a Keiko Fujimori de Fuerza Popular. Sin embargo, ocurrió un hecho sin precedentes, Fuerza popular partido opositor tenía mayoría de legisladores en el congreso. Durante el periodo en el que estuvo PPK, hubo muchas desavenencias políticas entre el poder legislativo y ejecutivo, pero lo más resaltante es que se presentaron dos mociones de vacancias. Según el artículo 113 de la constitución política del Perú, la vacancia la declara el congreso por la incapacidad moral o física del presidente, no solo eso, sino, que hay más motivos por los cuales se puede vacar a un presidente (leer la constitución). En la última moción de vacancia, fue cuando PPK decidió renunciar. Debido a ello, su vicepresidente Martin Vizcarra que en ese momento se encontraba de embajador en Canadá asumió el cargo de presidente de la República. Increíblemente, en el gobierno de Vizcarra, se presentaron 2 mociones de vacancia más. Vale recalcar que, en setiembre de 2019, Vizcarra disolvió constitucionalmente el congreso y convocó a nuevas elecciones de congresistas para el 2020.

La primera moción de vacancia para Vizcarra se produjo en setiembre de este año, en la cual el presidente se salvó de ser vacado. La segunda vacancia se presentó a inicios de noviembre de este año, dando como resultado la vacancia del presidente. Según el artículo 115 de la constitución, si no hay presidente ni vicepresidentes, el presidente del congreso asume el cargo de presidente de la república. Dicho eso, el presidente del congreso, Manuel Merino de Lama asumió como mandatario el 10 de noviembre del presente año, empezando así, una fatídica semana para la historia peruana. He aquí lo que nos tuvo en vilo esta semana.

Martes 10 de noviembre a las 10 am asume la presidencia del Perú el Sr. Manuel Merino de Lama, el miércoles 11 designa al abogado Antero Flórez-Araoz como primer ministro, este nombra a su gabinete en pleno el jueves 12. En medio de esta crisis política empiezan las protestas del pueblo, dándose un primer acto de violencia cuando un joven agrade físicamente a un congresista de Acción Popular en la misma puerta del Congreso de la República. Cada día, las marchas van congregando más y más gente, la primera Gran Marcha se convoca para el jueves 12, señalándose como lugar de concentración final la Plaza San Martín (Lima); en cada distrito y provincia también se determinan lugares de concentración. Ese mismo día y el siguiente, se congregó muchísima gente a nivel nacional, y al final del día hubo algunos actos de represión, pero sin saldos que lamentar. El presidente Merino y su gabinete declararon que había sido muy poca gente la que había salido y que esta estaba azuzada por algunos políticos de oposición, por los medios de comunicación y no por un clamor real popular. Es por eso que el sábado 14 de noviembre se congregó a la segunda Gran Marcha Nacional.

Llega el sábado 14 y desde las 11 de la mañana el primer grupo se junta en el parque Kennedy de Miraflores que pasadas las horas congregaba más y más gente. La marcha central tenía la misma consigna del jueves en que se realizó la primera marcha, como centro principal de concentración la Plaza San Martín, pero a su vez en diferentes distritos se empezaba a gestar una protesta multitudinaria, mayormente de jóvenes, quienes conforman una generación que ha quedado bautizada como “Generación del Bicentenario”. “Esta generación Bicentenario está caracterizada por su pacifismo, son conscientes de su derecho constitucional a la protesta y convergen en un motivo que los mueve en común. Su intención es que la política cambie y nos dejan grandes enseñanzas” resaltó Noelia Chávez, socióloga y creadora de la denominación. Ambas marchas, luego de haberse contabilizado, comprendieron a un porcentaje del 37% de la población del país. Esta iniciativa se dio también en ciudades como Londres, Barcelona, Múnich donde se reunieron nuestros compatriotas reclamando la renuncia de Merino y por ende, de todo su gabinete. Al caer la noche, empezaron los disturbios entre los manifestantes, de gran cantidad, y la policía.

Estas revueltas se dieron en el centro de Lima. La Policía contuvo el paso de los marchantes quienes querían llegar al congreso de la República y de los disturbios se empieza un enfrentamiento. Según los manifestantes, la intervención policial fue sumamente represiva y esta acabó con un lamentable saldo de dos jóvenes fallecidos y más de una centena de heridos por ambas partes.

A raíz de los acontecimientos previamente descritos los ministros elegidas por el presidente Merino decidieron renunciar a sus carteras. Además, el presidente del congreso luego de la junta de portavoces del domingoforzó al presidente de la república a presentar su renuncia antes de la 6 de la tarde, caso contrario sería vacado. Merino “el breve” renunció, la mesa directiva del congreso igual y se pasó a votar por una nueva directiva para el parlamento, de la cual, el presidente del congreso sería elegido mandatario de la república.  Y así, luego de casi dos días de debate, se eligió una junta directiva encabezada por Francisco Sagasti del Partido Morado. El lunes, el señor Francisco Sagasti asumió como presidente del congreso y, por ende como dicta la constitución al día siguiente se produjo su juramentación como el cuarto presidente de la república en este periodo gubernamental.

 En fin, un gobierno de transición que nos guiará hasta las próximas elecciones y hasta la próxima toma de mando el 28 de Julio del 2021. Informarse sobre la realidad del país y el actuar político e involucrarse responsablemente es el camino para mitigar nuestro inconformismo, ya bien manifestado. La crisis aún no ha acabado, no sabemos qué pasará en el futuro, pero auguramos lo mejor. 

Seguiremos informando….

Inti Sotelo y Bryan Pintado

Lucas Reátegui y Ernesto Tejeda

Fuentes fotográficas : Riccardo Specchia, Charles Cubas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s