Vestimenta en Casa

Ahora que todos nos encontramos en estado de emergencia, es común que a muchos de nosotros nos invada la famosa “flojera”. Una de las mayores consecuencias de esto es el hecho de querer quedarnos en pijama todo el día. Algunos consideran que esto es una alternativa más cómoda y práctica, sin embargo, el hacer esto puede traer muchas consecuencias para nuestra salud mental. En este artículo comentaremos como es que nuestra manera de vestir se relaciona con nuestras emociones y nuestro habito.

La verdad es que la mayoría de las veces la ropa que utilizamos se relaciona mucho con nuestra manera de pensar y sentir. Por ejemplo, cuando una persona se encuentra triste, por lo general no se preocupa por lo que va a usar y se pone lo primero que encuentra en su closet. Es difícil que  alguien se concentre en si el conjunto le gusta o le favorece, es más los colores que usa podrían incluso ser más apagados de lo normal. Cuando uno tiene más ánimos se toma un tiempo de su día para ponerse las piezas que más le gustan, con colores que alientan su buen humor.

 La difícil situación en la que nos encontramos hoy en día, para muchos ha llegado a ser una época en la que nuestras emociones y ánimos pueden no ser los mejores. Esto puede llevarnos a perder la costumbre de cuidarnos a nosotros mismos. Lo cierto es que los tiempos de pandemia limitan muchas de nuestras decisiones y perdemos el control de gran parte de nuestras vidas. Pero lo que uno debe hacer es armar su propia rutina adaptándose a la nueva realidad, tomando el control de las cosas en lo que la situación le pueda permitir. El elegir que ponernos todos los días es una de las pocas cosas sobre las que tenemos control, y al seguir una rutina nos ayuda a sentirnos mejor. 

El cuidar nuestra manera de vestir en la cuarentena no solo nos ayuda a sentirnos un poco mejor, también nos ayuda a no perdernos a nosotros mismos. Esto se da porque la ropa no sirve solamente para cubrirnos, sino también para expresarnos y mostrar nuestra personalidad única. Cada persona tiene preferencias distintas, eso significa que cada uno tiene un estilo diferente el cual puede relacionar a su manera de pensar y actuar.

Una ventaja de estar en casa es que no hay ninguna regla al vestirnos, no existe ocasión en particular para la cual vestirnos. Así que si existe un momento en el cual se puede tener libertad total sobre nuestra imagen, es este. Es más, una de las tendencias más grandes hoy en día es la que implica utilizar ropa cómoda incluso para salir a las calles, esto significa que uno puede cambiar de ropa y seguir sintiendo la comodidad de su pijama.

Ahora que conocen los beneficios de cambiar la pijama todos los días por una vestimenta diferente, pueden reflexionar sobre lo importante que es tomarse un tiempo corto en las mañanas para hacerlo. Es más, lo más probable es que sea un momento que pueda alegrarles el día al poder elegir algo con lo que se identifiquen o los ayude a expresarse.

Lorena Lopez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s