El fenomeno del rap en el Perú

La cultura del hip hop o cultura del rap nació en Nueva York en los años 70 gracias un grupo de jóvenes afroamericanos. Esta cultura consistía en reunirse en calle para cantar, bailar o simplemente improvisar palabras sobre una base instrumental. Con el tiempo, el movimiento del hip hop se expandió por todo el mundo, variando su significado y maneras de practicarlo. En el presente, existen y han existido grandes raperos internacionalmente tales como Eminem, Biggie Smalls, Tupac Shakur, Nach, Kase-O, Canserbero, etc. 

Pero en los últimos 10 años, ha tenido más acogida en la gente la rama de la improvisación y batallas de rap. También es llamado freestyle, y su finalidad es reunir un grupo de personas para poder rimar o batallar sobre una base, creando un ambiente emocionante y placentero de escuchar. Así, las batallas de rap han tenido mucho éxito y se han viralizado por las redes en los últimos años, tanto así que ahora muchos jóvenes tienen el sueño de algún día ser raperos o también llamados MC’s (Maestros de Ceremonia). En el Perú, en la última década la cultura rapera y batallera ha crecido de manera exponencial, creando una comunidad muy unida que se siente representada por el hip hop y el arte callejero.

Hoy voy a entrevistar a dos artistas que gracias a su talento y perseverancia como MC’s y freestylers, hoy en día son producto de lo que el rap puede ofrecer y las puertas que puede abrir: Serge y F15.

Mariano: Buenas tardes F15 y Serge, es un gusto tenerlos aquí. Comencemos con una pregunta simple pero necesaria: ¿Cuándo y dónde empezaron a rapear? ¿Por qué?

Serge: Asumiendo que te refieres al freestyle, me es más fácil responderte el cuándo que el por qué. La primera referencia en mi vida que tengo en base al freestyle fue en el 2016, cuando YouTube me recomendó el video de la batalla de Invert vs Azcino de la Rebdull Batalla de los Gallos 2014. Al terminar de ver el video y sorprenderme por el resultado, me fui interesando más en las batallas, pero todavía lo veía como algo para entretenerme nada más, ya que yo trabajaba. Un día, en el parque cerca a mi casa me encuentro una pequeña competencia de rap llamada “Ascensión” y un conocido se me acerca para invitarme a participar. Yo no quería en realidad, pero al final me inscribí. Finalmente, esa fecha perdí en cuartos de final junto a mi primer amigo en la movida, Kg. Como me quedé picón y además me había gustado la experiencia, seguí yendo todas las semanas hasta que la cuarta vez que fui, por fin gané la fecha. De ahí estuve un año entero yendo a rapear cada viernes en La Molina, donde conocí mucha gente de otros distritos que me ayudaron a salir a batallar a otras competencias en distintos lugares.

Mariano: ¿Y tú, F?

F15: Yo desde los 13-14 años ya rapeaba con mis amigos, pero nada serio. A veces ni rimábamos, solo nos divertíamos sin saber qué decíamos. Fue en 2016, una tarde, yo estaba con mi amigo en el parque, y cuando él se tuvo que ir yo me quedé solo y justo veo un grupo de chicos de mi edad que estaban rapeando en una pequeña competencia llamada Soporte Alterno. Fui a hablarles y con el tiempo me hice amigo de ellos. Así empecé a ir a rapear con ellos todas las semanas y me enganché a la movida.

Mariano: Qué interesantes las casualidades que nos trae la vida, chicos. Para ustedes ¿qué es lo que les da esencia a las competencias callejeras y cuál es su momento favorito de la competencia?

F15: No sé si voy a ser tan preciso en mi respuesta, pero algo que considero que debe volver a las competencias callejeras es el profesionalismo y el respeto, ya que, por más de que sea en la calle y que casi todos se muevan con muy poco dinero y tengan poco tiempo, siempre debe haber un profesionalismo para cuando ganes o pierdas. A lo que me refiero es que, si yo pierdo, no te voy a mirar mal porque me ganaste o mirar mal al jurado que, según yo, debió votarme a mí, ni dejar de saludarte solo porque tuvimos una batalla fuerte o no felicitarte si ganas. Lo primero que yo necesitaría ver en una movida para decir “que chévere es estar acá, la estoy pasando bien” es eso, un respeto grande entre todos, sin resentimientos y sobre todo sin olvidarse que es solo rapear y que la fecha pueda salir bien. Mi momento favorito de las competencias definitivamente son las batallas, sentir esa emoción de que el evento va llegando a su final y dejó momentos épicos es algo que solo estando allí puedes disfrutar.

Mariano: ¿Y tú, Serge?

Serge: Yo creo que puedo parafrasear un poco lo que dijo F, más que profesionalismo es deportividad, y el respeto entre participantes también es algo que debe volver a lo que era antes. Porque, como tú dices, son batallas de calle, ir es gratis y competir no cuesta casi nada. Además, el público no esta yendo a ver la ópera ni un concierto, está yendo porque le gusta el rap y los raperos no le deben nada a nadie, cada uno compite por sí mismo y así todos podrán disfrutar. Esa misma fue la historia de “Soporte Alterno”, comenzaron siendo 6, después 15, de 15 a 30 y en un abrir y cerrar de ojos ya son 3 mil personas yendo a ver freestyle a un parque. Entonces, la esencia es mantener esa confraternidad de parque con personas que no te conocen, así formar lazos y ayudar a que crezca la movida. Y mi momento favorito es cuando le ganas el duelo argumental a tu contrincante. Cuando respondes al instante un argumento equivocado a tu contrincante y convences al público y al jurado de que tú estás ganando el duelo argumental. Y para cerrar mi respuesta, quiero citar a una frase que dijo Arkano (un rapero famoso) en una entrevista cuando le preguntaron “¿Qué es el freestyle?”: El freestyle es una obra de arte irrepetible. Porque uno puede ver una pintura muchas veces y asombrarte, pero ver una rima épica en vivo no es lo mismo a que te la cuenten o que la veas por video, es un instante.

Mariano: Gracias por esa respuesta Serge. ¿En qué momento de su carrera se sintieron más agradecidos con el rap?

Serge: Yo creo, la verdad, que está dividida en dos etapas. Como freestyler fue en 2019 en Soporte Alterno porque el público era espectacular, era eso que yo esperaba cada semana para ir a divertirme. Y si bien me trajo mucho trabajo y me llevó a conocer a grandes personas, más que nada era una experiencia. También estoy muy agradecido con el freestyle como disciplina, es una actividad que ayuda a tu ego, como una batalla contigo mismo. Y, por el lado musical, fue más que todo una coincidencia, ya que la gente con la que trabajo ahora la conocí en una fecha de Soporte Alterno en la que Jota Gallardo estaba de juez. Le enseñé mi música (que en ese entonces todavía solo lo veía como un hobbie), le interesaron mis proyectos y así pude empezar a trabajar con todo su equipo de producción. Entonces, podría decir que por el lado musical estoy muy agradecido con la network, de que a mucha gente que esté metida en la música le guste el freestyle y viceversa.

Mariano: ¿Y tú, F?

F15: No te puedo dar un momento en específico, pero ha habido varios momentos en mi carrera en los que miro hacia atrás y me sorprendo al ver cuántos pasos he avanzado desde que empecé. Forjar tu camino paso a paso y después voltear para ver cuántos pasos has dado es lo que me alegra y lo que me motiva, y aunque no sepas a quién agradecerle, finalmente te das cuenta de que estás agradecido de las ventanas que te permitió abrir el rap y de las personas que siempre han estado ahí para ayudarte a progresar. Igualmente comparto lo que dice Serge por el lado musical, agregando que el freestyle te ayuda mucho como cantante, te abre la mente, te da nuevas ideas, nuevos estilos, nuevos flows, etc.

Mariano: Gracias F, ahora como última pregunta compartida: ¿cuáles son sus próximos proyectos musicales? 

F15: El primer proyecto que tengo es soltar un álbum. En estos últimos 2 años he estado soltando música con distintos artistas y en distintos lugares, así que ha sido una etapa de muchos cambios, algunos más abruptos que otros. El cambio de productoras y, sobre todo, el cambio de equipos de trabajo es a lo que me refiero. Aunque muchos piensen que he perdido mucho tiempo, yo no creo que sea así, porque pasar por varias productoras y trabajar con personas tan diferentes me ha hecho aprender muchísimo sobre cómo funciona la música y todo lo que conlleva ser un artista. Entonces, la primera etapa del proyecto que tengo ahora es sacar un álbum de 10 canciones para marzo, con el equipo de La Nueva Wave, que es donde me voy a quedar para producir.

Mariano: Gracias F, ¡estaré atento a ese álbum! ¿Y los tuyos, Serge?

Serge: Por mi lado, en este momento estoy en una pausa, en el sentido que es parte de la estrategia de no competir conmigo. Hoy por hoy, la canción que tengo “Seguro te pierdo” está alcanzando las 200 mil visitas diarias, así que no puedo sacar ninguna canción porque simplemente no tendría buena acogida hasta que la otra baje. He aprendido que hay que ser muy agradecido, primero con la “dama Fortuna”, porque sacar una canción que se haga viral justo en el primer año que me dedico a la música a tiempo completo tiene que ver mucho con la suerte. Hay canciones tanto mías como de otros artistas que son mejores que nuestras canciones virales, pero que no tuvieron la misma repercusión. Por eso uno aprende a tener paciencia y, sobre todo, una estrategia para soltar tu música. Ahora estoy en Miami colaborando en canciones con varios artistas, hasta de una canción ya hay videoclip, pero hay que esperar a que se termine de producir para que se vea la fecha de lanzamiento. También tengo proyectos junto a Adso Alejandro, con Isra, 2 canciones con Víctor Muñoz y ojalá pueda grabar con Micro TDH. Existe la posibilidad de que pueda firmar con una disquera, que sería ideal, y así poder concentrarme más en mis sencillos que tengo ahí guardados y ver qué sale.

Mariano: Qué bueno que tengas esas oportunidades Serge. Y, para terminar, comencemos con su pregunta individual. Primero para ti Serge, cuéntanos ¿qué se sintió llegar a tu primer millón de reproducciones?

Serge: Para serte sincero, el primer millón es el que me puso más contento, pero cuando vi que la canción empezó a tener 2,3,4 millones, ya no fue la misma emoción. ya que sabía que iba a seguir subiendo. Cuando llegó a 10 millones sí me interesó mucho y cuando llegó a 20 millones también, pero en realidad el primer millón que más me gustó fue en mi segunda canción al llegar al millón: Juguemos. Cuando llegué al millón en esa canción literalmente me puse a llorar, porque al ser la segunda canción en llegar al millón siento que me ratificó, y porque hay muchos artistas que son virales por una sola canción nada más, que es lo último que yo quiero. Lo que busco es tener oyentes que esperen mi música y se identifiquen con ella, para así seguir motivándome a producir. Siempre fui paciente con el tema de las reproducciones, mi meta este 2020 era llegar a 100 mil visitas en cualquier canción, y ahora tengo 7 canciones con más de 100 mil visitas y dos con más de un millón, así que el sueño de consolidar una carrera con mi música es una realidad. Fuera de todos los números, mis picos de emoción como artista han sido en el compartir con otros artistas, que un artista famoso te diga “oye, me gusta mucho tu música, tienes futuro” es mi mayor logro y me hace querer seguir dándole duro a esto.  Al final los números son solo un punto de referencia, algo a lo que uno aspira y ansía, pero no una razón de fondo para amar la música.

Mariano: Gracias por tus respuestas, Serge. Y ahora tu última pregunta F, cuéntame un poco de qué trata tu programa de composición lírica.

F15: Principalmente la idea surgió porque vi que todos estaban emprendiendo con sus negocios en esta cuarentena. Como yo estaba pensando qué hacer durante estos meses, me puse a pensar en qué soy bueno y después de varias ideas que pasaban por mi cabeza, me decidí a enseñar lo que mejor sé hacer, música. Entonces creé este programa dividido en 5 sesiones, en la que cada sesión tiene un orden, un tema y subtemas. Así, de alguna manera, puedo transmitir los conocimientos adquiridos en mi carrera a otras personas, y me hace feliz que sí haya resultado efectivo. Al final, al momento de organizar, de ver documentales de grandes artistas o de grandes escuelas de rap en el extranjero y sobre todo a la hora de componer, quien más termina aprendiendo soy yo. Eso me ayuda a llegar a mi principal objetivo, que es aportar mi granito de arena a la cultura. Y, para terminar, mi intención con el programa es disfrutar y patentarlo más junto a otros proyectos, ya que por más de que me esté enfocando en mi música, también quiero construir e impulsar la industria del hip hop.

Mariano: Gracias F por tus respuestas también. Bueno, eso es todo por hoy, chicos, muchas gracias por su tiempo y mucha suerte en sus proyectos. ¡Gracias!

Mariano Liendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s