Más allá de la clase

Como alumno, cuando entro en un aula vacía veo muchas cosas; veo dos pizarras, muchas mesas, muchas sillas, un proyector y hasta me veo a mí, haciendo una tarea o simplemente sentado en mi carpeta esperando algo. Eso que espero es lo que falta en el aula, y me refiero a la enseñanza, la que transmite un profesor. El significado de ser profesor o profesora va más allá de un título o etiqueta, más bien es un privilegio que no todos pueden tener, y por eso escribo sobre ellos. Luego de tener un intercambio de preguntas y respuestas con mis mentores de 4to Liceo, obtuve distintas visiones sobre lo importante que es su trabajo.

“¿Qué fue lo primero que pensó cuando, por primera vez, le dijeron profesor?” Emoción dijeron algunos, pero sobre todo responsabilidad, porque no solo representa ser un transmisor de información, sino también un modelo ético ya que finalmente lo que dicen tiene un gran impacto en la vida de los jóvenes. Antes ellos también fueron estudiantes, ellos también estuvieron sentados en un aula alimentándose de conocimientos, y que en un abrir y cerrar de ojos seas tú quien enseña, te hace reflexionar sobre esta nueva fase en tu vida. No es suficiente leer los libros asignados y parafrasearlos en clase, porque el pacto educativo que decidieron cumplir desde que enseñan en el Raimondi va mucho más allá de la clase. Con esto me refiero a lo que los estudiantes no ven en clase, la planificación, la búsqueda de nuevo material y nuevas estrategias pedagógicas, el seguimiento de cada alumno por interno, la corrección y devolución de las pruebas, etc. No es solo buscar la excelencia académica, sino también influenciar a los alumnos de manera acertada para su futuro. Y aquí cito al profesor Nieri, que justamente dijo: “uno no solo enseña el curso que le toca, sino que a través de tus consejos fuera de un programa establecido, los alumnos puedan tomar conciencia en muchos aspectos de su vida;” de igual manera, cada docente tiene su propia visión sobre el significado de lo que es ser un profesor.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es mas-alla-de-la-clase-1.jpg

La etimología de la palabra pedagogía proviene del griego παιδιον (paidón=niño) y ἄγω (ágo=yo conduzco), en otras palabras, conducir o guiar a un niño, mientras que la palabra profesor deriva de profesar. Pero si nos acercamos aún más a su verdadero concepto y alcance, podemos decir mucho más que una definición. Ser un enseñante es de los trabajos que no terminan cuando llegas a casa después del trabajo. Eres responsable de la formación cultural, intelectual y sobre todo personal de un ser humano. El poder de la palabra es grande, y dependiendo la manera en que se utiliza, puede devolverle o quitarle la confianza a un joven. Es importante hacer que los alumnos reconozcan sus errores y ayudarlos a hacerse cargo de ellos, porque un profesor es un compañero estratégico en el desarrollo de los jóvenes junto a sus familias. Y no quiere decir ser un padre o madre, sino ser un tutor para la vida.

Desde que empieza la clase, cada docente hace lo posible para no solo completar la lección, sino también para potenciar la capacidad crítica y lógica de sus alumnos. Formar sus mentes, construir buenas personas, personas sensatas, coherentes, honestas, positivas, empáticas, tolerantes y solidarias. Por más que sea una ardua labor, la pasión de enseñar trae muchas satisfacciones: los que en un inicio fueron tus compañeros de trabajo, en algún momento llegan a ser tus amigos, que durante el proceso de enseñanza es cuando más aprendes y sobre todo la satisfacción de sentir el cariño de tus alumnos.

Así como es difícil construir una buena base para los alumnos, también es complicado estar siempre motivado para eso, y mucho más en tiempos de pandemia. Por más de que sea a través de una pantalla, alumnos y profesores pasan la mayor parte del tiempo interactuando unos con otros, así que el entusiasmo no debería disminuir más bien aumentar, para no perder el ritmo de estudio y poder crear lazos más fuertes con los estudiantes mediante las pantallas. De igual manera, cuando tienes la vocación para enseñar, las condiciones dejan de ser una prioridad porque las ganas y actitud son las mismas. En las clases online, a los enseñantes se les agrega la responsabilidad de rendir su clase de la manera más fácil, más ligera y real posible. Para ellos eso significa aprender nuevas modalidades tecnológicas que antes no conocían y eso demanda mucha más energía, que puede hacer sus jornadas aún más pesadas. Sin embargo, por más de que haya días en los que uno siente incomodidad y fatiga, esto también sucedía presencialmente. La vida sigue, las familias han seguido viviendo momentos bellos y de unión… ¿Por qué no podríamos hacerlo nosotros?

Un momento único que yo diría es el más valioso, es el preciso instante en que un profesor se percata del hombre o mujer en que se ha convertido su alumno o alumna. Como dice el profesor Specchia: “Ver su mente brillar, sus ojos abrir, llorar y volver a reír”, porque eso es lo que esperan que nosotros encontremos al final de nuestro camino. Habernos convertido en personas pensantes, perseverantes, que sepamos aprender de nuestras derrotas y prepararnos para las siguientes, conocer nuestro valor humano, ser personas curiosas que no le tienen miedo a llegar a lo más alto y que construyamos una vida que nos haga felices, es lo más gratificante que puede sentir un profesor raimondino.

En resumen, todo se trata de eso, estar agradecido de tener un profesor que me enseñe a mí, y tener una vida que nos enseñe a los dos.

Estoy muy agradecido por el apoyo brindado de mis profesores: Riccardo Specchia, Barbara Carletti, Vincenzo Ursino, Willy Mendoza, Valentina Pasquale, Giacomo Potenza, Jorge Cabeza, Jose Vera-Tudela, Nicolás Nieri, Luis Jara, Patricia López y Barbara Degiorgi.

Mariano Liendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s