Cambios de cuarentena

Sabemos que la pandemia y, por lo tanto, la cuarentena son hechos que nunca vimos venir. Cuando recién empezó, nadie estaba preparado para todo lo que sucedería luego. Muchos lugares cerraron, los estudiantes dejaron de asistir a colegios y universidades, y muchas personas se vieron obligadas a dejar sus trabajos. Todos estos sucesos nos pueden generar pensamientos y sentimientos negativos. Sin embargo, todo lo que está sucediendo nos puedo llevar también a reflexionar y a conocernos un poco más.

Con el pasar del tiempo, estando en cuarentena, muchos no sabíamos qué hacer, ya que teníamos que quedarnos en nuestras casas todo el día. Esa situación nunca antes la habíamos vivido. Todos nos habíamos acostumbrado a una rutina, la cual consistía en que, durante el día, los padres iban al trabajo y los hijos al colegio o universidad. Sin embargo, la cuarentena obligó a las familias a quedarse en casa todo el día y a convivir de una manera que nunca antes lo habían hecho. En estas circunstancias, muchas personas decidieron comenzar a hacer diversas actividades, ya sea en familia o solas. Por ejemplo, empezaron a cocinar, a llevar cursos en línea, a hacer ejercicio en casa, etc. Muchas personas probablemente no hacían estas actividades antes de la cuarentena, pero, ahora, teniendo más tiempo, decidieron hacerlas. 

Estas nuevas actividades  nos han permitido darnos cuenta de qué cosas nos gustan y en qué somos buenos. Este “experimento” de intentar cosas nuevas hizo que adultos, que se habían visto obligados a dejar sus trabajos, puedan darse cuenta de que también pueden realizar otras cosas y tener otra fuente de ingreso. Por ejemplo, algunas personas hoy se dedican a la venta de comida que ellas mismos hacen; otros aprovechan las plataformas virtuales para poder vender ciertos objetos que ya no utilizan.

Como se afirmó antes, durante la pandemia, las familias se vieron obligadas a permanecer unidas durante el día, lo cual llevó a una reflexión por parte de sus miembros. Los padres empezaron a darse cuenta de cuán importante era pasar el tiempo con sus hijos. Antes, se habían acostumbrado a la rutina en la que ellos salían a trabajar y los hijos a estudiar. Esta reflexión involucró a todas las personas que tenían lejos a sus sus seres queridos. Seguramente, en adelante, comenzarán a valorar cada pequeño momento que pasarán con ellos. 

En conclusión, aunque esta pandemia nos trajo muchas cosas negativas y tristes, también nos hizo reflexionar sobre ciertos aspectos, nos hizo valorar algunos momentos y personas que antes no apreciábamos y, también, teniendo más tiempo libre, pudimos conocer un poco más de nosotros mismos, descubriendo algunas habilidades y gustos que antes no sabíamos que teníamos.

Rafaella Varela

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s